martes, 6 de diciembre de 2011

IZEL

La puerta






Subiendo esta escalera,
hemos de darnos cuenta 
de que no solo hay peldaños, 
de que también hay puertas.
<<unas cerradas, otras abiertas>>


Son puertas, que nos ayudan a ser quienes somos
puertas que aveces cuesta ver
puertas dificiles de encontrar
o de entrar en ellas.
¿Nunca has sentido un miedo terrible
al no saber que se esconde tras el umbral de una puerta?


Cada puerta, cada entrada 
que vamos dejando atrás 
forman un camino,
una senda de vivencias
de momentos en los que tuvimos que decidir entrar
o dejar la puerta tal cual está.


No todas las puertas son iguales,
algunas son preciosas y llamativas,
otras desvencijadas y desteñidas,
parecen tenebrosas y obscuras
¿por qué nos fijamos en su aspecto y no en su interior?



Algunas puertas están entreabiertas,
otras están cerradas a cal y canto
y la búsqueda no solo se centra en la puerta
si no en su cerradura.
Muchas veces nosotros somos puertas abiertas,
lanzandonos a lo desconocido dejando pasar a todos sin miedo,
otras veces, cerramos nuestra existencia con llave 
impidiendo que pasen los demás a conocernos
y encerrandonos en la carcel del desconocido.



Cada puerta,
cada persona
es un misterio en si mismo
cada misterio tiene sus obstáculos
cada obstáculo su solución, 
siempre y cuando quieras entrar en ella.

Cada una de las puertas,
cada uno de los sentimientos
tiene un color,
una textura
una forma
una sensación distinta,
por ello, al pasar debes pensar diferente en cada puerta,
adaptando tus recuerdos a las nuevas emociones de lo desconocido



Puertas de distinto material
y de igual objetivo,
lo único que hemos de hacer es
ATREVERNOS A PASAR
atrevernos a conocer un mundo 
en el que no somos los dueños.

 Aveces,
la puerta a la que queremos llegar está lejos
y no sabemos como entrar,
somos nosotros los que debemos cambiar
los que debemos adaptarnos
 para poder entrar y formar parte de la magia que tienen las puertas


Otras veces,
es tan facil entrar
que ni siquiera dudamos un momento
para echar a caminar.

Parece que podemos ver lo que hay detrás,
pero lo cierto es que solo vemos
lo que la puerta nos quiere mostrar
cada puerta


cada destino



cada emoción


cada color


cada forma


cada sentimiento


cada textura


cada latido del corazón




cada destino


cada misterio



cada cerradura


cada duda


cada paso


cada sueño


cada deseo


cada problema



cada dificultad


cada una de todas estas cosas 
tiene su solución
primero es dar el paso


encontrar tu cerradura,
abrir la puerta,
y disfrutar de lo que hay trás ella


cada puerta
es tuya
cada momento
puedes vivirlo como desees
si realmente lo deseas
abre tu puerta,
dejate llevar por el chirrido,
la melodía de lo desconocido
y vive,
vive cada momento..


yo ya encontré la llave,
que abre mi puerta,
tu puerta,
nuestra puerta
¿ cuál es la puerta que te cuesta tanto abrir?
tengo muchas llaves para tí.


PUBLICADO EN:  http://escalerahastalaluna.blogspot.com


Ya os hablé en alguna otra ocasión de  IZEL , 
ella es la autora de éste post tan bello que he querido daros a conocer.
Es una joven que apenas acaba de entrar en la década de sus primeros veinte años.
Izel es una enamorada de la vida,
 busca respuestas en  lo más profundo de su interior porque sabe que tal vez,
sea allí donde deba encontrar su misión.